Sabado, 03 de Diciembre de 2022 |

Los combustibles aumentan un 9% promedio desde este miércoles

Author: No hay comentarios Share:

La suba la lidera YPF, pero la imitarán las otras empresas; los precios estaban congelados desde mayo de 2021, a pesar de que el petróleo aumenta a nivel internacional

Los precios de los combustibles subirán un 9% promedio país a partir de las 00 de este miércoles, luego de estar congelados desde mayo del año pasado. El incremento será encabezado por YPF, pero también lo adoptarán otras petroleras.

En un comunicado, la empresa dijo que “con el fin de sostener su plan de crecimiento para 2022 en un contexto de prudencia financiera y en el marco de la evolución de los últimos meses de ciertas variables macro locales e internacionales, YPF realizará un aumento de precios de surtidor del 9% promedio país, luego del último aumento en mayo 2021″.

La petrolera estatal indicó que este aumento incluye un incremento de dos puntos porcentuales más en los productos premium (YPF Infinia); y según deslizaron, podría haber más subas durante el año.

De esta manera los nuevos valores de referencia en a Ciudad de Buenos Aires serán para la nafta súper $99; para la nafta premium $116.90; el gasoil $84.90 y el gasoil premium $99,90.

Según explicaron desde YPF, se tomó en consideración las diferentes variables que impactan en la economía desde mayo de 2021 a la fecha: hubo una devaluación del 11,35%; una inflación de 29,18% en enero de este año versus mayo de 2021; asimismo, se informó que el precio del etanol se incrementó en un 16,07%, mientras que el del biodiésel subió un 46,61% y el del Brent en dólares saltó un 31%.

Durante estos años, la Argentina permaneció aislada de lo que sucedía en el mundo, debido a que la petrolera con control estatal estableció como compromiso no aumentar los precios en el año más de lo que está proyectado de inflación en el presupuesto; es decir, un 29%. Mientras tanto, la suba del petróleo impactó directamente en el precio de los combustibles del resto de los países, desde Brasil hasta Estados Unidos.

El mercado de combustibles no está regulado, como sucede con las tarifas de gas y electricidad, pero todos los gobiernos lo administran de manera implícita a través de YPF, que es responsable del 55% de los despachos de nafta y gasoil. Luego le siguen Raízen (opera la marca Shell), con el 18%; Axion, con el 15%, y Trafigura (Puma Energy), con el 5%. En un mercado tan competitivo, ninguna mueve sus precios, si YPF no lo hace primero.

YPF hizo hincapié en la fuerte recuperación de la demanda de combustibles, que en diciembre registró un alza del 10% contra diciembre de 2019 en gasoil y un 8% en naftas. En ese sentido, detalló que el mercado de naftas del último mes de 2021 fue el más alto de la historia. También, señalaron que el consumo en estaciones de provincias limítrofes, en particular Misiones, se incrementó en varias estaciones de servicio en hasta dos veces el consumo histórico.

Las fuentes señalaron también que las estaciones “se encuentran muy por debajo del punto de equilibrio y existen importantes riesgos de sostenibilidad de la actividad, resultando imprescindible una mejora de los ingresos de la red”. Por lo que destacaron que la actualización de precios en surtidor también tiene un peso específico elevado en el mercado laboral. “Sirviendo para contener más de 60.000 puestos de trabajo y el acompañamiento de la actividad de comercialización de combustibles (EESS) donde trabajan más de 25.000 trabajadores solo en YPF”, agregaron.

“Para 2022 se prevé continuar con un crecimiento significativo del plan de Inversiones superior al 40 % respecto al año anterior, apuntalando principalmente las actividades de producción de petróleo y gas natural, afianzando su liderazgo en energías renovables y poniendo en marcha importantes reformas en las refinerías de la compañía”, destacaron.

Y por último, concluyeron: “Posterior a este ajuste, continuaremos monitoreando la evolución de las variables que inciden en la formación de precios, teniendo en consideración las particularidades del contexto macroeconómico del país”.

La decisión del Gobierno de mantener congelado el precio de la nafta y el gasoil desde el 16 de mayo generó desabastecimiento en las bocas de expendio blancas (las sin marcas) y en las que están ubicadas cerca de los pasos fronterizos. Según las cámaras que las nuclean y las refinerías, el atraso de los precios de combustibles estaba en torno al 12%.

Fuente: lanacion.com.ar

Previous Article

El problema de la economía era el Covid; ahora, es el gobierno

Next Article

La municipalidad de Jáchal permanecerá cerrada una semana

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.